Jung y los sueños - Psicóloga Luz Marina Hoyos Duque
19881
post-template-default,single,single-post,postid-19881,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,columns-4,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

Jung y los sueños

Jung y los sueños

Carl Gustav Jung padre de la psicología analítica, psicología profunda o psicología de los complejos desarrolló un método para entender los mensajes cifrados enviados cada noche por el inconsciente a través de los sueños, el propósito de dicho análisis: terapéutico, sanador, de autoconocimiento.
Freud piensa los sueños como escondrijos de deseos insatisfechos mientras que para Jung los sueños encierran significados profundos, no nacen a partir de un conflicto interno, por el contrario los sueños tienen una función educativa y compensatoria.

El método de Freud para el análisis de los sueños es reduccionista, a partir de la asociación libre, mientras que Jung analiza detalladamente el contexto, las relaciones asociadas a partir del sueño. El método de Jung acude a preguntas concéntricas que buscan la amplificación del significado del sueño.

Jung habló de dos tipos de inconsciente: el personal y el colectivo. Los dos intervienen en los sueños.

El inconsciente personal: está constituido por la memoria profunda y personal, vivencias, experiencias, recuerdos, pensamientos, aún los olvidados, sentimientos, deseos, las proyecciones a acciones futuras.
El inconsciente colectivo: se fundan a partir de los arquetipos: viejos modelos, conceptos y símbolos universales comunes a todos los seres humanos, tales como los instintos, los mitos, la cultura, las religiones, la historia.

Jung nos dice que en los sueños aparecen frecuentemente cinco arquetipos a saber:

1. La persona: es la forma como nos representamos hacia el exterior, lo que creemos ser, lo que los demás creen que somos. Adaptamos conducta, actitudes y personalidad de acuerdo al grupo social al que pertenecemos.
2. La sombra: aquello que no queremos reconocer, de lo que no queremos tomar conciencia, lo que proyectamos, lo que no queremos que los demás vean de nosotros. Son los defectos, los malos recuerdos, las angustias, las experiencias de dolor, Se representa en los sueños a partir de figuras transgresoras.
3. El alma: aparece en los sueños como la doble polaridad anima femenina: nos invita a la intuición, la imaginación, la afectividad y el animus que nos propone la racionalidad, se representan en los sueños como figuras femeninas y masculinas respectivamente.
4. El espíritu: este arquetipo aparece en las situaciones de crisis de la vida ante la toma de decisiones. En los sueños aparece como figuras de autoridad ancestrales: magos, sacerdotes, patriarcas, monjes.
5. El sí mismo: es el arquetipo central de la psique, nos habla de totalidad, es la entidad que ilumina al yo, comprende el consciente y el inconsciente. En los sueños se nos aparece representado por mujeres en embarazo, niños o bebés, arboles, mandalas.

Anímate a conectar con el mundo de tus sueños, un hermoso lugar de autoconocimiento.

1Comment
  • Margara Arboleda G
    Posted at 18:30h, 02 Febrero Responder

    Sííí, me encanta conocer lo que somos mientras dormimos. Para algunos puede ser asustador, en lo personal esa otra parte complementa mi existir, esa creo soy yo en realidad, el estado dormida y el estado despierta. Gracias.

Post A Comment

A %d blogueros les gusta esto: