Mejora tu visión viendo pequeños detalles

Mejora tu visión viendo pequeños detalles

 

En lo que respecta a la relajación visual es muy importante la observación de los pequeños detalles. Existe una razón fisiológica para ello, en nuestra retina tenemos dos tipos de células neuronales fotorreceptoras,  los conos y los bastones.

Los conos son los que están en mayor proporción en la fóvea, el punto de mayor agudeza visual, estos necesitan mucha luz para poder activarse,  proporcionan la nitidez, ven los colores. En tanto que los bastones captan el movimiento y las formas, se activan en la oscuridad.

El equilibrio para ver bien  se logra cuando tanto conos como bastones realizan su tarea. Los conos en la visión central observando los detalles y los bastones percibiendo la periferia, el movimiento.

Aprender a mirar los detalles implica dejar de lado el hábito de ver un objeto tridimensional o no de golpe, es aprender a dibujar con la mirada como un pincel que recorre cada superficie observada. Una  letra plasmada en el papel, en una placa, te ofrece la posibilidad de observar  los pequeños detalles.  Incluso puedes activar este hábito imaginando una letra o un objeto en tu mente.

Una  letra tan flaca como la i, tiene matices, izquierda, derecha, arriba, abajo… hazlo a una distancia que te sea cómoda, te darás cuenta de cuan relajada se vuelve tu mirada, se avivan los colores, se resalta la tridimensionalidad, la textura, la profundidad.

Habilítate  en esta práctica utilizando los dibujos donde te invitan a buscar las 7 diferencias o ubicar a un personaje.  Estas son algunas ideas, sé creativo y cuéntame qué más se te ocurre.

 

 

Sin comentarios

Publicar un comentario

A %d blogueros les gusta esto: