Maria Liliana Buitrago - Psicóloga Luz Marina Hoyos Duque
18289
page-template-default,page,page-id-18289,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,columns-4,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

Maria Liliana Buitrago

¿Les digo algo? Soy feliz J y no porque mi vida sea perfecta, para nada, sólo deje de ser una veleta que gira en torno a los pareceres y pensamiento de lo que mis padres, amigos, religión y sociedad quieren que sea. La vida es lo que tenemos para ser quienes queramos ser durante el tiempo que estemos en este cuerpo y con lo que nos rodea. Podemos lanzarnos a disfrutar, conocer, descubrir la vida tiene preparado para nosotros, para saber cuál es nuestro camino a seguir y la razón de ser de nuestra existencia.

 

Por siglos la filosofía nos plantea la pregunta que todos nos hacemos “¿quien soy?” , y a medida que avanzamos en tecnología y civilización buscamos respuesta en donde no las hay, fuera de nosotros, sin escuchar nuestro interior. Todo está en nosotros mismos, en nuestro cerebro, corazón, en nuestras vivencias y recuerdos que se anclan en cada uno de los lugares de nuestro cuerpo y que generan como respuesta molestias físicas y mentales que creemos se originan sólo en el estrés del día a día, olvidando que somos seres con años de vivencias y experiencias sin superar, sin perdonar, sin asimilar y sin entender. El día que hacemos una pausa y silencio para DARNOS CUENTA de la forma como hablamos, nos vemos, como pensamos, interactuamos, sufrimos… nos permitimos ver y aceptar nuestros dolores, empezamos a escuchar lo que “YO” quiero, lo bellos, valiosos y perfectos que somos. Entendemos por fin el sin número de prejuicios que sólo existen en nuestra mente y que impiden que seamos felices. Entendemos que el pasado ya se fue, el futuro no existe y el presente es donde viviremos por siempre. Y algún día en ese presente seré viejita, ojalá con una sonrisa en el rostro, contando miles de anécdotas y consejos a mis nietos.

 

Todo esto, y lo que se alcanza a leer entre líneas, es lo que las terapias con mi PSICÓLOGA LUZ MARINA me han permitido lograr. Ella ha sido mi guía en momentos de mucha oscuridad y no lo digo porque sea ella quien me diga que tengo que hacer o porque haya solucionado mi vida, no ha sido así, lo digo porque un BUEN TERAPEUTA es quien te enseña a que te des cuenta por ti mismo de quién eres, es quien te enseña las herramientas para buscar, escarbar y hacer catarsis de lo que somos actualmente, para seguir viviendo nuestro presente.

 

Todo esto se los cuento porque a pesar de querer ser autosuficientes hay cosas que para descubrirlas a tiempo necesitamos de la guía de alguien que nos dé su mano y nos indique por dónde encontrar el camino.

 

GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS INFINITAS…