¿Estás sufriendo de insomnio? - Psicóloga Luz Marina Hoyos Duque
19948
post-template-default,single,single-post,postid-19948,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,columns-4,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

¿Estás sufriendo de insomnio?

¿Estás sufriendo de insomnio?

Si tú o alguien de tu entorno  están atravesando un período de insomnio estas herramientas  pueden  ser muy útiles. Si no cede este trastorno será importante que hagas una consulta con tu médico o con tu psicólogo pues algo más profundo está pulsando.

No voy a extenderme para explicar sobre las consecuencias graves que acarrea el lidiar con este problema, pues quien lo sufre se da cuenta de que nada bueno trae a su desempeño físico, mental y emocional. Definitivamente la vida cambia de color cuando tienes un sueño placido y tranquilo.

Vamos con las herramientas:

  • Respiración imperceptible: sabemos los beneficios múltiples de la respiración profunda, pero cuando se trata de conciliar el sueño la clave es que la respiración sea muy sutil, imperceptible, nada de profunda, pues tendrías el efecto contrario, cargándote  de energía.
  • Relaja cada parte del cuerpo: pon el foco de atención en cada parte del cuerpo desde la punta de los dedos de los pies hasta la cabeza: mi pie derecho está cansado, pesa mucho, se suelta, se relaja…
  • Suelta la mandíbula: en la mandíbula concentramos mucha tensión, allí se acumula la rabia, las emociones contenidas, sé consciente de soltar esta parte del cuerpo. Desencaja la mandíbula.
  • Usa tu Imaginación: rememora lugares, personas o experiencias que te llenan o han dado felicidad.
  • Baños de agua caliente: sumerge los pies en agua caliente. La consigna para dormir es cabeza fría, pies calientes.
  • Ponte calcetines: al hilo del punto anterior, un estudio suizo reveló que tener los calcetines puestos estimula la producción de melatonina.
  • Escucha música. La canción por excelencia es la Canción de cuna Johannes Brahms, muchas madres la usan para dormir a sus hijos, a los adultos también nos arrulla y nos duerme. Pruébala. https://www.youtube.com/watch?v=6g0PkHHb-sA
  • Hacer el amor. No necesitas explicación.
  • Cuida la temperatura del cuarto: ni muy frio ni muy caliente, confortable para ti, más bien tirando a fresco.
  • Toma melatonina: la melatonina es un excelente inductor del sueño. Esta es una hormona natural que segrega el cuerpo. No crea hábito, inclusive es apto para las embarazadas y los adultos mayores, no requiere prescripción. Los laboratorios al ver su efectividad bajaron su dosis por ello ten en cuenta que es útil una dosis de 5 miligramos, así que revisa la información y toma con tranquilidad hasta tres pastillas para cumplir la dosis de los 5 mg.
  • Triptofano + melatonina: en la farmacia encuentras una pasta que contiene estos dos compuestos y van a venir muy bien para los problemas de insomnio.
  • Calcio: el calcio favorece la trasmisión de impulsos nerviosos, modula los latidos del corazón, baja la irritabilidad puedes conseguirlo en pastillas o en jarabe.
  • Vitamina B4 actúa a nivel cerebral. Se usa contra los problemas de degeneración celular. Se están adelantando estudios a nivel mundial sobre esta vitamina, los resultados preliminares dan señales de que será una  respuesta para los problemas de Alzheimer y Parkinson.
  • Magnesio: si tu insomnio lo produce la tensión o el agarrotamiento de los músculos y no puedes relajarte porque tus músculos están tensos, este mineral de ayudará. No tienes problemas con el exceso pues se asimila solo el 10%.
  • Lechuga y cebolla: comete antes de dormir una ensalada con estos dos productos.
  • Lúpulo: se afirma que es la planta más potente como inductora del sueño y estrogénica. Sirve para elaborar la cerveza. Malas noticias; sabe horrible. Puedes tomarla en gotas, 15 gotas sublinguales. De esta forma aprovechas los vasos sanguíneos que están debajo de la lengua y no pasa por la vía hepática, el efecto es mayor y mejor.
  • Castaño blanco de las flores de Bach: si el insomnio proviene de tu mente inquieta o a raíz de pensamientos catastrofistas. 4 gotas sublinguales. Posología: las veces que haga falta, 3-4 o más las que necesites.
  • Lavanda: rocía en tu almohada un poco de fragancia de lavanda, te ayudará a relajarte.
  • Masajea tus pies: hazte una masaje desde las plantas de los pues hasta la rodilla con aceite prensado en frio, puedes usar aceite de ajonjolí si sufres de frio, si sufres de calor prefiere el aceite de oliva o de coco.

Felices sueños.

No Comments

Post A Comment

A %d blogueros les gusta esto: