Si consigo quien me quiera - Psicóloga Luz Marina Hoyos Duque
19913
post-template-default,single,single-post,postid-19913,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,columns-4,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

Si consigo quien me quiera

Si consigo quien me quiera

Salomé es una paciente muy joven y  para la selección de su carrera trabajé con ella diferentes técnicas,  incluida la sensoterapia, ¡qué revelación increíble!, su cuerpo y no su mente hablaba de sus preferencias,  luego le propuse que para una mayor claridad construyera una matriz con sus fortalezas y debilidades internas,  las oportunidades y amenazas del entorno.

Salomé hizo la actividad en casa. La revisamos en la  siguiente sesión. Me impactó la expresión que lanzó al abrir el ejercicio: “Mi lista de debilidades es más larga que la de mis fortalezas”. El  ejercicio evidenció lo que ya sabía,  su falta de Poder personal.  Salomé lo expresó claramente: “tengo  muy baja autoestima”. Contribuye a ello,   en gran medida,   varias relaciones de pareja en las que ha sufrido por infidelidad. A raíz de esta experiencia tiene una frase de combate: “quiero formar una familia,  si consigo quien me quiera”.

Apenas Salomé verbalizó lo de su baja autoestima la llevé  al espejo y le pedí: ¿dime lo que ves?  Salomé empezó a criticar todos los aspectos de ella que no le gustan… Le pregunté: ¿criticarías de esa forma a tu mejor amiga?, ¿quién es la primera persona que necesitas que te quiera?… La guie en el proceso de enfocarse y reconocer sus fortalezas físicas, intelectuales, espirituales… y   empezó a florecer mirándose a los ojos anegada en lágrimas, “sí definitivamente necesito primero quererme yo”

¿Y cómo estás tú con tu poder personal, con tu valoración y autoestima? Te propongo el siguiente ejercicio, te darás cuenta que los demás ven más allá de lo que tú ves: elige 5 a 10 personas de tu entorno que te quieran y por lo tanto te conozcan muy bien, hazles las siguientes preguntas por  escrito y que ellas te respondan de igual forma,  por escrito:

  1. ¿Cuál crees que es mi punto fuerte?
  2. ¿Cuál es mi punto débil? (no te lo tomes personal).
  3. ¿Qué talento o don innato ves en mí?, ¿qué hago naturalmente sin esfuerzo que sea especial?
  4. ¿Si saliera en la portada de una revista cuál revista seria y que diría?
  5. ¿En qué momento expreso plenamente este don o talento?

Recibir esta retroalimentación va a descorrer un velo y te va a ayudar a poner los reflectores de tu mirada en aquellos talentos que te permiten fluir armoniosamente por la vida, y sobre los aspectos débiles pondrás conciencia para establecer qué quieres hacer con ello.  Feliz experiencia.

 

 

 

 

No Comments

Post A Comment

A %d blogueros les gusta esto: